Los respiradores son productos médicos aprobados por la ANMAT, siguiendo las condiciones de uso e instalación establecidas por sus fabricantes